El beneficio que concede la aportación de la industria 4.0 al sector, y más concretamente a la gestión de la energía, es sin lugar a dudas un hito que marca un antes y un después en el modo de trabajar en las organizaciones, es por ello, por lo que se considera una nueva revolución industrial que  multiplica las posibilidades de progreso a medida que la tecnología continúe avanzando.

gestión de la energíaTrabajar en un entorno de industria 4.0, es importante a la hora de realizar la optimización energética, basándose en la capacidad que nos aportan estos sistemas integrales IT conectados para poder tomar decisiones con información precisa y en tiempo real. Esto favorece la gestión de los recursos asignados y  el control de los equipos energéticos, según la filosofía TPM (mantenimiento productivo total).

También el uso de estas tecnologías facilita la flexibilidad en la producción, pudiendo realizar el seguimiento o incluso cambios en la configuración de manera exhaustiva con un menor tiempo de respuesta.

Fábricas inteligentes (gestión de la energía).

La implantación de la norma UNE_EN ISO 50001 (Sistema de gestión de la energía), permite una adecuada gestión de la energía, ya que permite disponer del histórico de mediciones y obtener los modelos calibrados de consumo energético de los equipos, a partir de los cuales establecer indicadores de desempeño energéticos, si para esto, se dispone de la capacidad que aportan los equipos IT de la industria 4.0, hace que podamos conseguir la eficiencia en el consumos y ahorros de costes de una manera más accesible e intuitiva

En la gestión de la empresa española con estos equipos digitales, que se conocen como “fábricas inteligentes” se consigue una producción más flexible a la demanda, pudiendo ajustar energéticamente con mayor facilidad, y con el aporte de robots que siempre pueden mejorar los niveles de calidad necesarios.

Dichas aplicaciones TIC también permiten una gestión más cómoda de la energía, conectándose de manera remota y sin cables a través del móvil o la Tablet, sin la necesidad de estar ubicada en el mismo lugar de las instalaciones.

Industrias sostenibles

Como se ha descrito, estos factores que componen la industria 4.0, aportan más capacidad técnica, para un mayor ahorro en el uso de la materia prima, o de las instalaciones e incluso en la logística necesaria para llevar el producto al cliente final, promoviendo por tanto una reducción de residuos con la meta del ahorro global de emisiones de CO2.

El uso de estos equipos también puede ser un objetivo principal en las empresas de hoy en día, que quieran aportar valor a sus productos con el sello publicitario de colaborador en el cuidado del medio ambiente.

Es por ello que en pleno siglo XXI, se abren un campo enorme de posibilidades de la gestión de la energía usando la tecnología de la industria 4.0, como son: la inteligencia artificial, Big Data, IoT y The cloud permitiendo la conexión del mundo físico con el digital, para que de esta forma con la mejora continua, las empresas puedan explotar todo su potencial.