Edificación Sostenible

¿Qué es la edificación sostenible?.

La edificación sostenible es una técnica de construcción enfocada en el respeto al medio ambiente, al entorno constructivo y a todo el ciclo de vida del edificio.

Se debe tener en cuenta la definición de sostenibilidad para entender el significado de edificación sostenible, “satisfacción de las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades”, es decir, construir un edificio dañando lo mínimo posible el entorno y el medio ambiente, amparando el futuro de nuestras próximas generaciones y nuestro planeta. La producción de materiales debe ser ecológica, el lugar de construcción debe respetar el medio ambiente y los métodos constructivos. Otro aspecto importante es el aprovechamiento de los recursos naturales como el sol.

Durante la época de la llamada sociedad industrial, a principios de los años setenta se empezó a plantear consideraciones sobre el medio ambiente y los recursos naturales disponibles. A raíz del informe del Club de Roma de 1971 sobre el estudio del crecimiento económico y la crisis del petróleo que hubo en 1973 se empezó a pensar en el ahorro energético y en el cuidado del medio ambiente que estaba siendo destruido por el mal uso y derroche de los combustibles fósiles.

Durante los ochenta aparece en escena el concepto “Desarrollo Sostenible” que marcará el futuro del desarrollo económico basado en el respeto a las generaciones futuras a la hora de disponer de los recursos naturales.

Todo esto provocó que en los años noventa se realizaran esfuerzos experimentales y económicos para dar un empujón al sector de la investigación de energías alternativas, nuevos materiales y generación de documentos y normativas de eficiencia energética. Los más destacados fueron “La Carta de Aalborg” (1994) y “El Protocolo de Kioto” (1997), fueron dos eventos que marcaron un antes y un después en el desarrollo mundial en materia industrial y económica.

Estándares de edificación sostenible y sus materiales .

Dichos estándares están basados en la consecución de unos parámetros mínimos en materia de comportamiento energético que deben cumplir los edificios para la obtención de su certificado.

Se consideran materiales sostenibles a los materiales que se utilizan en este tipo de edificación, son duraderos, necesitan un mantenimiento mínimo y además dotados con capacidad reciclable, reutilizable y de recuperación.

Los materiales son una pieza muy importante dentro del proceso de edificación sostenible debido a la elevada producción que existe a nivel mundial, solo en la Unión Europea un 40% de los materiales utilizados son para construcción y mantenimiento de edificios.

En materia de sostenibilidad se siguen unas pautas para la selección de materiales:

  • Que se ajusten a un modelo.
  • Procedentes de una justa producción.
  • Precio accesible.
  • Valorizables.
  • No contaminantes.
  • Que consuman poca energía durante su ciclo de vida.
  • Que en su entorno tenga un valor cultural.
  • Que provengan de fuentes abundantes y renovables.
  • Que sean en parte reciclables.
  • Que no contengan CFC ni olores.
  • Que procedan del lugar más cercano posible a la edificación.

Sistemas de evaluación para Edificación Sostenible.

Existe un amplio número de sistemas de evaluación de edificación sostenible a nivel europeo y mundial. Estos sistemas se basan en tres aspectos fundamentales, el ambiental, el económico y el social. Son los encargados de evaluar, clasificar y certificar todos los edificios.

Los considerados más importantes son: Certificación Energética de Edificios a nivel europeo, GBC en España, BREEAM en Reino Unido, LEED en los EEUU, HQE en Francia y CASBEE en Japón.

Edificios de consumo casi nulo.

El concepto de edificio de consumo casi nulo definido por el gobierno basado en el real decreto por el que se aprueba el certificado energético, es un edificio con nivel de eficiencia energética muy alto y cuya cantidad de energía casi nula que requiere debería estar cubierta por energías procedentes de fuentes renovables incluidas “in situ” o en el entorno.

Con el objetivo de transformar el aparato edificatorio nacional, en el gobierno español se han marcado unos objetivos. El primer objetivo es conseguir que todos los edificios construidos por la Administración sean de consumo casi nulo a partir del 31 de Diciembre de 2018 y además según normativa europea a partir del 31 de Diciembre del 2020 todos los edificios nuevos serán ECCN (Edificios de Consumo Casi Nulo).

Últimas entradas en Edificación Sostenible