Certificación BREEAM

La certificación BREEAM, también conocida como “Building Research Establishment´s Environmental Assessment Method”, es una de las maneras existentes para determinar el grado de sostenibilidad de un edificio. Este método se confeccionó en Reino Unido en el año 1988, aunque hasta los años noventa no se puso en marcha. Se ha convertido en un método internacional que al principio solo se utilizaba para edificios de uso comercial y residencial y con el paso del tiempo se ha ido extendiendo a otro tipo de edificios.

Proceso de certificación BREEAM

El proceso se inicia con la elección de un Asesor reconocido que será el encargado de realizar independientemente los procesos de consultoría y auditoría desde la fase de proyecto hasta su ejecución y mantenimiento. La figura del asesor acreditado por BREEAM dará una garantía de rigor, calidad e independencia al proceso.

¿Por qué certificar?

Aunque la certificación de edificios no es obligatoria actualmente, el certificar un edificio nos permite conocer el impacto de esa construcción a lo largo de toda su vida, midiendo el grado de sostenibilidad de esta.

Al igual que el resto de certificaciones, obtener la certificación BREEAM permite conocer su consumo frente a otros edificios similares de su entorno y dar visibilidad a las tecnologías de eficiencia energética usadas en el edificio.

Además la certificación es un método clave en la lucha mundial contra las emisiones de CO2.

Beneficios

La certificación BREEAM conlleva una serie de beneficios frente a otros edificios que no se construyan con los estándares de sostenibilidad:

Económicos

A causa de la medición de la sostenibilidad del edificio se han podido cuantificar los beneficios. En este caso se obtiene una disminución del consumo entre 50-70%, reducción del 40% en consumo de agua y una reducción de 7-8% en el gasto de funcionamiento y mantenimiento.

En el valor de la vivienda y tras un estudio estadístico también se ha demostrado un aumento del valor en un 7,5%, un incremento de la renta en un 3% y las tasas de ocupación suben un 3,5%.

Ambientales

Estos beneficios vienen asociados al concepto de emisiones de CO2 durante la vida útil del edificio y relacionados con el proceso de construcción y demolición futura del mismo. Cuanto más se reduzcan las emisiones de CO2, los agentes contaminantes y los residuos procedentes del uso y construcción, mejor grado de sostenibilidad tendrá.

Sociales

Este beneficio viene identificado con el nivel de confort que ofrece el edificio una vez construido a sus usuarios, es decir la calidad de los componentes del edificio como su calidad del aire, instalaciones eficientes, ruido, iluminación etc, en definitiva que sean confortables, seguros y productivos.

Culturales

Si este método y otros que son similares se convirtieran en algo totalmente normal e incluso obligatorio en la construcción y rehabilitación de edificios, se convertirá en parte de nuestra cultura constructiva.

¿Cuáles son los actores en el proceso de la Certificación BREEAM?

Consejo Asesor. Responsable de la estrategia a utilizar y representante del sector de edificación dentro del mismo.

Asesores. Son totalmente independientes y se dedican a la realización de la auditoria y procesos de consultoría desde el proyecto hasta la ejecución del edificio a realizar.

Miembros. La lista de miembros la componen aquellas entidades y organizaciones preocupadas por los valores y objetivos del método BREEAM y que a su vez se implican en su promoción, evolución y difusión de sus prácticas.

Panel de Expertos. Existe un grupo de personas que se dedican a la mejora del método BREEAM y se dedican a investigar en sus diferentes áreas para seguir evolucionando en la materia.

BREEAM

Últimas entradas en BREEAM