El Pacto de los Alcaldes amplía sus objetivos en materia energética y de cambio climático.