sistema de gestiónEl objetivo principal de una Norma ISO 14001 es la implantación de un sistema de gestión ambiental que ayude a la empresa a reducir los impactos en medioambientales de la organización, mientras que el objetivo de la Norma ISO 50001 es la implantación de un sistema de gestión energética que mejore el desempeño energético de la misma.

De esta manera, en materia ambiental, la norma ISO 14001 acredita el compromiso de la organización con el medio ambiente y que se cumplen con todas las exigencias ambientales de la administración y la sociedad. Un sistema de gestión ambiental implica la optimización en la gestión de residuos y de recursos, promoviendo la protección ambiental y reduce los impactos ambientales negativos derivados de su actividad.

sistema de gestiónLa Norma ISO 50001 especifica los requisitos de un sistema de gestión, a partir del cual una organización desarrolla e implementa una política energética, así como unos objetivos, metas y planes de acción en los que se debe tener en cuenta la normativa vigente y la información necesaria que esté relacionada con el uso significativo de la energía.

La aplicación de un sistema de gestión energética contribuye a un uso más eficiente de las fuentes de energías, mejora la competitividad y se consigue la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

La norma ISO 50001 describe los diferentes requisitos para establecer, implementar, mantener y mejorar el sistema de gestión energética, lo que permite a las organizaciones tener un enfoque sistemático de mejora continua de su desempeño energético.

La columna vertebral de las dos normas, basadas en una estructura de alto nivel, permite a las organizaciones que ya disponen de un sistema de gestión ambiental en base a la Norma ISO 140001 implantado y certificado, integrar de manera sencilla los requisitos de gestión de la energía sin incrementar apenas procedimientos.

Un sistema de gestión único. Las ventajas de integrar sistemas:

  • Los procedimientos se pueden adaptar fácilmente para constituir un único sistema integrado reduciendo el flujo de información y la duplicación de documentos (procedimientos y registros).
  • Mejor gestión de los recursos ya que reduce el tiempo de administración del estándar.
  • Flujo de trabajo más dinámico.
  • Mayor control de los documentos gracias al historial de auditorías, de las medidas de ahorro energético y de los resultados.
  • Menor duplicación de documentos.
  • Mejor planificación de las actividades de gestión (ej., auditorías, reuniones, medidas).
  • Implementación más rápida de las medidas de eficiencia energética
  • Mejor capacidad para realizar el seguimiento de las certificaciones.
  • Gestión eficiente y estratégica de metas y objetivos.

Así el uso de la norma ISO 50001 a una organización la puede ayudar a:

  • Identificar oportunidades de mejora con el objetivo de reducir el consumo energético y por tanto los costes asociados a dichos consumos.
  • Control más adecuado de operatividad.
  • Establecimiento del uso de la energía actual y realización de una estimación de consumos futuros.
  • Identificación de oportunidades de mejora de la eficiencia energética en el apartado de diseño de instalaciones, equipos, sistemas o procesos.
  • Asegurar que la Dirección y el resto del personal de la organización sean conscientes de sus responsabilidades dentro de la gestión energética.
  • Mejora en el cumplimiento normativo (RD 56/2016).
  • Establecimiento e implementación de criterios para la evaluación del uso y consumo de la energía, así como la eficiencia de la energía durante la vida útil planificada al adquirir productos, servicios o equipos que usen energía y que puedan tener un impacto significativo en el desempeño energético de la organización.

Respecto a la Norma ISO 140001, la implantación ayudará a las organizaciones a:

  • Identificar y establecer la importancia de todos los impactos ambientales de la misma.
  • Identificar los requisitos legales aplicables a la organización a sus actividades y la forma en que son relevantes
  • Mejorar el uso eficiente de recursos naturales.
  • Mejorar la gestión de los residuos generados por la organización.
  • Mejorar el desempeño ambiental.

Y por supuesto ambas Normas ayudan a las organizaciones a proteger y mejorar su imagen y reputación.