La correcta definición de la Línea Base Energética es una pieza clave en la  implantación de un Sistema de Gestión Energético bajo la norma ISO 50001, ya que dentro del sistema de gestión energética es obligatorio evidenciar la mejora del desempeño energético.

La mejora del desempeño energético, que se puede considerar como rendimiento energético, debe establecerse de forma cuantificada y objetiva, de tal manera que es necesario disponer de un periodo de referencia de consumos ajustado a las condiciones de uso. Esta relación debe ser tomada como línea base de referencia.

La norma de gestión de la energía ISO 50001, se enmarca dentro de un círculo de mejora continua del funcionamiento energético, en donde las actividades de planificación, ejecución, comprobación y evaluación, forman parte fundamental en las políticas de eficiencia energética. Por ello, las auditorías de eficiencia energética se han convertido en un elemento imprescindible para determinar lo que se denomina “Indicadores de Desempeño Energético” y “Línea Base”, ya que éstos permiten conocer la evolución del consumo energético en el tiempo y la repercusión de los ahorros por las mejoras establecidas en el plan de acción.

¿Qué es la línea base?

La respuesta a esta pregunta se puede extraer de la propia ISO 50001:2011: Una línea de base energética: referencia cuantitativa que proporciona la base de comparación del desempeño energético.

línea base
Ejemplo conceptual de línea base energética para estimar ahorros

Para su obtención, hay que establecer un modelo matemático que establezca una relación entre el consumo de energía eléctrica y/o combustibles  de la organización, y una o varias variables que afecten al mismo.

Establecer una relación entre consumo vs variables que afecten al consumo no es de por sí difícil, pero sí que es necesario que dicha relación matemática sea lo más ajustada posible a la realidad para que la implantación de la ISO 50001 sea correcta y tenga efecto en la organización.

La norma ISO 50001 no dice nada al respecto de cómo debe ser ajustada dicha línea, sin embargo una metodología para su definición podría ser la siguiente:

  • Establecer como referencia la información de la revisión energética inicial.
  • Considerar un periodo de datos adecuado al uso y al consumo de la organización.
  • Identificar las variables independientes que influyen en el comportamiento energético (producción, grados-día de calefacción, grados día de refrigeración, etc).
  • Definir el número de líneas de base energética que se van a realizar.
  • Analizar los parámetros más relevantes mediante modelos de regresión lineales o no lineales (exponencial, polinómica, logarítmica…).
  • Definir la ecuación de línea de base de la energía que mejor se ajuste.
línea base
Ejemplo de línea base de consumo energético sobre el cual realizar el seguimiento

Cabe destacar que tanto la línea base como el método para su elaboración debe ser registrado y documentado. Además, y según viene expresado en la norma, deben realizarse ajustes en la(s) línea(s) de base cuando se den una o más de las siguientes situaciones:

  • Los indicadores de desempeño energético (IDEns) ya no reflejan el uso y el consumo de energía de la organización;
  • Se hayan realizado cambios importantes en los procesos, patrones de operación, o sistemas de energía; o así lo establece un método predeterminado

Una vez establecida la línea base, definidos los indicadores e identificadas las posibles oportunidades de mejora, la organización debe establecer los objetivos y metas energéticas, que deben representar una mejora del desempeño energético con respecto a la línea de base.